Los Acuerdos de San Andrés, vigentes y pertinentes a 20 años de su firma e incumplimiento

La Constitución de los Derechos de los Pueblos Indígenas nunca fue incorporada a la Carta Magna mexicana. Los gobernantes lo impidieron con todos sus medios. Pero el documento existe y es vigente. De éste dan constancia los trazos sobre el papel, pero también las andantes autonomías indígenas que en un “proceso constituyente”, como lo define Francisco López Bárcenas, especialista en derecho indígena, generan con sus prácticas cotidianas otro tipo de Estado, a contracorriente del establecido oficialmente.

Hace 20 años, el 16 febrero de 1996, las autoridades federales signaron con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) los Acuerdos de San Andrés, cuatro documentos en los que el Estado mexicano reconoce por vez primera los derechos colectivos de los pueblos indígenas, fundados antes del surgimiento del Estado nacional.

Los Acuerdos de San Andrés no son los primeros en materia indígena sellados con la firma oficial, acota López Bárcenas. Antes, en el siglo XVIII, la corona española firmó tratados de derechos indígenas con apaches mexicanos; en 1822, Agustín de Iturbide, primer emperador de México, suscribió un tratado con los comanches; ya para 1939, Lázaro Cárdenas, entonces presidente de México, signó un acuerdo con los yaquis.

La importancia histórica de los acuerdos de 1996 radica en que éstos emanaron de una discusión nacional y en que abordan los derechos colectivos de las comunidades originarias (la libre determinación, el territorio, la aplicación de sistemas normativos), mismos que jamás antes habían sido reconocidos en México. Hasta ese momento, los pocos avances en el tema se situaban en el plano de los derechos individuales.

Los Acuerdos de San Andrés debieron elevarse a rango constitucional pero no fue así. A pesar de ello, grandes espacios territoriales habitados por poblaciones indígenas se autogobiernan con base en los principios que contienen.

Más allá del incumplimiento gubernamental, el significado de San Andrés se mantiene. En primera porque, como ya se ha dicho, la Constitución de los Derechos de los Pueblos Indígenas de México es realidad para algunos de estos pueblos, pero también porque la experiencia misma del proceso dialógico de construcción de los acuerdos transformó de raíz a toda una generación.

 

Más información

 
   

También te puede interesar

Acuerdos de Colaboración para la Gestión Territori...
24 Feb 2016 19:43Acuerdos de Colaboración para la Gestión Territorial en Santiago el Pinar

“Sabemos quiénes somos y lo que queremos. Somos únicos, nos gusta ser santiagueros.  [ ... ]

Dónde estamos
17 Nov 2015 00:33

Escuela de Formación de Organizaciones Locales par...
04 Feb 2016 19:50Escuela de Formación de Organizaciones Locales para la Acción Territorial

Para los Altos de Chiapas     COMUNIDAD LÍDER DE APRENDIZAJE PAR [ ... ]

La situación de las mujeres rurales de América Lat...
28 Mar 2016 22:24La situación de las mujeres rurales de América Latina en el acceso a la tierra

La situación de las mujeres rurales de América Latina en el acceso a la tierra Hoy qui [ ... ]

Other Articles