• El Área de Evaluación de IDESMAC se ocupa de la parte referida al análisis, revisión y evaluación de proyectos que se están implementando, que tienen que ver con IDESMAC o con alguna de las OSC del Círculo de Aliados, y con los proyectos derivados de los ACGT. Dentro del proceso de gestión territorial de los ACGT, el área de Evaluación ha de actuar como instancia que asegure la transparencia del proceso, así como que dé cuenta del grado de calidad y compromiso con los Pueblos y con los Acuerdos tomados presente en cada proyecto.   

    La metodología de la evaluación incluye el enfoque  participativo y deviene de la propuesta de la Teoría Fundamentada, ‘Grounded Theory’, en el sentido de que incorpora la opinión recogida en campo como basamento sobre el que establecer las conclusiones y recomendaciones correspondientes, a la vez que un tratamiento de la información imparcial, y que excluye el sesgo ideológico.  Existe una propuesta de desarrollo de esta área que propone un proceso gradual de formación y adquisición de experiencia en la materia por parte de los propios pobladores del territorio, con la idea de transitar  hacia la implementación de equipos de evaluación con capacidades locales. Se entiende que esta reflexión en torno al desempeño  de los proyectos de desarrollo que llegan a los Altos, ha de ir formando un pensamiento crítico, basado en la capacidad de análisis de datos y de reflexión, tanto personal como colectiva, que de por sí vaya aumentado la capacidad de los pueblos indígenas para elegir el desarrollo de forma endógena, y también informada, reflexiva, y consensuada.            

       

     

  • Actualmente se ha observado la necesidad de trabajar en aspectos que tienen que ver con la democratización, la gobernabilidad, el agenciamiento en algunas regiones que carecen de mecanismos para asegurar procesos sociales de largo alcance y los cuales tienen que ver con la construcción de la ciudadanía bajo un esquema de sustentabilidad. Esto principalmente en las zonas rurales e indígenas que no han desarrollado los elementos que les permitan transitar hacia esquemas alternativos de participación ya sea a nivel comunitario o municipal.

     
     
     
     
  • Los jóvenes son un actor social emergente que se ha constituido como un importante sector de atención en México en donde más de la mitad de la población se encuentra dentro del rango de los 15 a 29 años de edad, desempeñando un papel muy importante para el desarrollo social y económico en el futuro.

    El 22.9% de jóvenes vive en localidades rurales, muchos de ellos, al igual que los jóvenes urbanos, se ven obligados a migrar para buscar oportunidades de trabajo.

     

     

     

     
     
  • Esta línea se centra en la recuperación, restauración y/o conservación de paisajes o de sistemas productivos: ganadería, agricultura, pesca.  Además de promover  la participación de mujeres, jóvenes, población indígena y rural, acceso a capacitación, posesión de la tierra, capacidad de gestión, entre otros, en las zonas a restaurar.

     
     
     
     
  •  

    El componente principal es el trabajo con mujeres en la Selva Lacandona y en la Reserva de la Biosfera El Triunfo, el objetivo es el empoderamiento, capacitación e implementación de proyectos productivos que permitan a las mujeres generar ingresos propios para ellas y sus familias; orientados a promover la equidad de género y un cambio en la situación, condición y posición de las mujeres en el ámbito familiar, organizacional y comunitario.    

     


     
     
  • En esta línea de trabajo tiene como objetivo la destacan las actividades orientadas a  fomentar la gestión ordenada del territorio en comunidades rurales. Es por ello que IDESMAC se ha especializado en la elaboración de ordenamientos territoriales comunitarios, municipales y regionales, a partir de los cuales se pretende promover una mejor gestión del territorio. En los últimos 5 años se ha impulsado un esquema innovador orientado a la conservación de los recursos naturales el cual ha sido denominado Áreas Naturales Protegidas Comunitarias, las cuales se encuentran aledañas a las ANP, éste tiene como tarea principal la certificación de las reservas así como el fortalecimiento social, la elaboración de los planes de manejo, el monitoreo y la evaluación en el mediano y largo plazo.

    Otro de los elementos que han sido incorporados a esta línea es el que corresponde al cambio climático y a la gestión de los riesgos, ambos son temas de actualidad.

     

     

     
  • Dentro de esta línea se trabaja lo relacionado a los sistema productivos, los cuales tienen que ver con el componente de sustentabilidad; es por ello que la mayoría de los proyectos que IDESMAC ha realizado se ubican dentro de las Áreas Naturales Protegidas tales como El Triunfo, La Encrucijada, La Sepultura y la Zona Sujeta a Conservación Ecológica Humedales de Catazajá.

    La estrategia que se ha llevado a cabo durante estos 20 años de trabajo ha sido la identificación de los ejes de desarrollo (palma, café, ecoturismo, entre otros) a partir de los cuales se han generado acciones para el mejoramiento social, económico, productivo y ambiental de las comunidades y organizaciones sociales.

     

  • Esta área se centra en capturar toda la información geográfica referenciada para la planificación y gestión de diversos proyectos.
    Actualmente,  SIG se encarga de renovar la información sobre las Áreas Naturales Protegidas Comunitarias y estableciendo la ubicación de las parcelas para el Proyecto PET de SEMARNAT. 

     
  • Forma parte de una estrategia regional que responde a la necesidad de reducir la inseguridad alimentaria y la pobreza extrema que se vive en los municipios de Los Altos de Chiapas. La línea estratégica dentro de la cual se comprende es la de “Tortillas, trabajo y dinero para todas y todos”; línea incluida en los Acuerdos de Colaboración Municipal realizados en nueve municipios de Chiapas (Aldama, Chalchihuitán, Chenalhó, Pantelhó, Mitontic, San Juan Cancuc, Santiago el Pinar, Sitalá y Tenejapa).

    En su completo desarrollo, el proyecto general Círculos de Alimentación Escolar contempla la generación, fortalecimiento y consolidación de un sistema de producción, acopio, distribución y preparación de alimentos que nutran a la población escolarizada (priorizando inicialmente a la población de escuelas primarias) de la región de los Altos de Chiapas. Se parte para ello de la producción local de alimentos, generados por iniciativas de producción agropecuaria así como, complementariamente, por iniciativas de acopio y consumo de la zona.