EVALUACIÓN FINAL

Período: 2016-2017

Proyecto: “Círculos de Alimentación Escolar Fase 1. Sve’em Koxetik (Comedor infantil)”.

 

Evaluadores: Sol Atencio
Paola Torres
Bernardo Hernández
Agustín Hernández

 

Leer

RESUMEN EJECUTIVO

Para realizar esta evaluación se definieron veinte indicadores, diez tangibles y diez intangibles retomados a partir de los empleados en la Evaluación del año uno del proyecto. Estos, se basaron en los principios de la Vía Campesina sobre Soberanía Alimentaria y la perspectiva de género propuesta por COFEMO con relación a la situación, condición y posición de género. Se mantuvieron las mismas categorías de la evaluación anterior: campo próximo, campo actual y campo potencial, basadas en las teorías de Vygotski, adaptadas por IDESMAC para la propuesta metodológica de la Planeación por Acuerdos. También se retomaron las cuatro variables establecidas en la Evaluación del año uno del proyecto: 1) Empoderamiento y equidad de género y generacional, 2) Organización y operación, 3) Localización de sistemas de alimentación, y 4) Valoración de quienes proveen alimento.

Metodológicamente, la evaluación utilizó la Teoría Fundamentada, para lo cual se realizaron 42 entrevistas a los diferentes actores involucrados en el proyecto. Quienes fueron estratificados en seis tipos: A) Equipo operativo, B) Círculo de organizaciones aliadas, C) Comités de Alimentación Escolar, D) mujeres cocineras, E) productoras y productores y, F) Alumnas y alumnos.

La evaluación de metas se aplicó con dos objetivos: valorar el nivel de atención a las recomendaciones incluidas en el Plan de Mejora, derivado de la Evaluación externa del primer año de ejecución del proyecto y, la valoración documental de las metas programadas para el periodo 2016-2017. La valoración general del cumplimiento de metas se estimó en un 95%

La evaluación de procesos se hizo de forma cuantitativa y cualitativa, a partir del sistema de indicadores referidos se valoró el cumplimiento de los índices establecidos para cada uno de ellos, esto basado en el análisis de los discursos de las y los actores entrevistados. La sistematización de la evaluación de procesos, permite también presentar valoraciones por categoría, ámbitos, municipio y tipo de actor. La valoración general de avance en el proceso del proyecto se estimó en un 64%.

Las valoraciones de ambas evaluaciones, permitieron hacer una comparación con las estimaciones de la Evaluación del primer año. Este análisis comparativo permite reconocer avances y retrocesos en la ejecución del proyecto Círculos de Alimentación Escolar. Como resultado de la evaluación del segundo año de ejecución del proyecto, se concluye que los logros y aprendizajes más importantes son los siguientes:

·      Incremento en la eficacia y eficiencia en el cumplimiento de metas.

·      Validación y verificación social del modelo del proyecto como campo próximo de construcción.

·      Aproximación hacia la Soberanía Alimentaria regional con pertinencia cultural.

·      Encadenamiento dialógico de los actores locales en el territorio.

·      Consolidación del enfoque basado en derechos.

·      Cambio en las representaciones sociales sobre la alimentación infantil.

·      Adaptación desde una perspectiva de sistemas complejos de los procesos asociados a las Fiestas del buen comer.

·      Apertura de espacios para el empoderamiento de las mujeres indígenas.

·      Aumento en la agencia social para la alimentación biocultural local.

·      Identificación de los umbrales productivos y de mercado de los sistemas agro- alimentarios comunitarios.

·      Incorporación de los grupos de provisión de alimentos al régimen fiscal.

·      Vinculación funcional de Organizaciones emergentes.

Así mismo se identificaron una serie de aspectos que deben ser mejorados, sobre los cuales se recomienda su atención en una futura ejecución del proyecto.

 

·      Consolidar en el corto plazo el Campo Actual del proyecto, mediante protocolos de acción socio-territorial en actividades territoriales concretas.

·      Concretar un Acuerdo con todos los actores involucrados, mediante la formulación de una Teoría del cambio del proyecto con una perspectiva de 20 largo plazo.

·      Fortalecer el proceso de maduración de la estructura de organización regional de los actores locales.

·      Restructurar la estrategia asociativa de las organizaciones pertenecientes a la Alianza para coadyuvar a la ejecución del proyecto mediante dos mecanismos complementarios:

 Afianzar la actuación de las organizaciones adscritas a los Acuerdos de Colaboración para la Gestión Municipal como marco de visión estratégica común.

Clarificar los convenios de participación con las organizaciones no adscritas a los Acuerdos para su accionar funcional en el territorio.

·      Alcanzar con la Fundación W.K. Kellogg un acuerdo para el asegurar el financiamiento multianual del proyecto Círculos de Alimentación Escolar en un horizonte de mediano plazo.

·      Desarrollar una estrategia orientada al reconocimiento del modelo CAE por otras instancias civiles estatales y nacionales, para que pueda incluirse como una política pública que puedan adoptar los nuevos gobiernos.

·      Concentrar esfuerzos para un mayor empoderamiento de las y los alumnos en los diversos componentes del proyecto, en particular en la producción y preparación de alimentos

·      Fortalecer las acciones orientadas a la producción agroecológica desde un enfoque biocultural, mejorando la formación del equipo operativo y de las organizaciones aliadas.

·      En particular, se deben incrementar los esfuerzos para consolidar los bancos de semillas y aves criollas iniciados.

·      Diseñar conjuntamente con las Organizaciones aliadas que conocen el tema, un protocolo para la capitalización del proyecto CAE en cada comunidad.

·      Ampliar los procesos orientados hacia la equidad de género con acciones que propicien cambios en la construcción de las masculinidades en las comunidades.

·      Ampliar la estrategia de visibilización del proyecto en los territorios, mediante la innovación en medios y estrategias (infografías, uso de redes, cursos abiertos, espacios artísticos, uso del tiempo libre, etc.) para consolidar su carácter identitario.

·      Publicar el Libro Blanco de proyecto como referente de la sistematización del proceso de pilotaje de los Círculos de Alimentación Escolar.

La evaluación representó un desafío de innovación metodológica, que permitió reconocer la importancia de ajustes adaptativos ante contextos cambiantes. La presente evaluación refleja los cambios en las representaciones sociales de los actores involucrados, a partir de la primera evaluación, que sirvió de línea de base para el proyecto.

Los alcances obtenidos tanto en la valoración de metas, como en la de procesos, reflejan consistentemente, un avance significativo del proyecto dirigido al cumplimiento de sus objetivos.